>

Benjamin Galvin

Acompañante de primaria

Benjamin Galvin elementary mentor

Provengo de una familia grande por lo que me crié rodeado de mis hermanos y hermanas mayores, y mis sobrinos y sobrinas.

Mi hermano me enseñó a dibujar y construir cosas, mi hermana, como cambiar un pañal y nadar. Mis gustos musicales los he heredado de mi otro hermano y hermana, y mi estilo de escribir de mis padres periodistas.

Después de licenciarme en Bellas Artes, vine a España para estar con mi pareja, a quien conocí durante mis estudios.

Durante mis primeros años en Madrid trabajé como profesor de inglés, traductor, y también como ilustrador/diseñador gráfico para una empresa
pionera especializada en comunicar conceptos complejos mediante el “visual
thinking”.

Mi pareja es profesora de Secundaria, y cuando decidimos comenzar una familia también empezamos a aprender sobre como mejor educar a nuestros hijos. Fue entonces cuando decidí ser profe.

Lo pasé muy bien trabajando como asistente en dos colegios de Madrid. Pero cuanto más aprendía sobre metodologías como Montessori, Waldorf, etc, más me convencía de que esa era la dirección que quería tomar.

Durante mi etapa de asistente, animado por la esperanza de encontrar una alternativa a la educación convencional, me formé en la metodología bosque escuela (forest school) con Philip Bruchner. Me parecía asombroso el nivel de autonomía que se les permitía a los niños, y también el impacto positivo que tenía en ellos. Era duro volver cada lunes a un aula convencional, después de haber pasado el fin de semana en lo que estaba yo convencido de que debería ser una escuela real. Un lugar donde los niños y niñas son escuchados, donde se les permite crecer, explorar y ser ellos mismos.

Cuando nació mi hija, me dediqué a encontrar algo distinto a los centros en que había trabajado. Encontré Mayrit. Un sitio donde cada niño es respetado como individuo, donde la curiosidad y la exploración se nutren, y donde cada uno juega un papel activo en su propia educación.

Ahora estoy justo donde quiero estar. Quizá estoy lejos de donde me crié, pero rodeado de otra gran familia, que sigue enseñándome cosas nuevas cada día.